UA-77459252-1
 

"Van a tener que restaurar Gillón y no vamos a parar hasta conseguirlo"

Los vecinos temen que la Confederación Hidrográfica recurra el fallo que le insta a ejecutar las obras en cumplimiento de una sentencia anterior

Segundo Menéndez, AA.VV Gillón. Foto: L.Á.

Lidia Álvarez. La justicia vuelve a dar la razón a los vecinos del Valle de Gillón, en el concejo de Cangas del Narcea. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso de reposición interpuesto por la Administración del Estado contra el auto que obliga a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) a llevar a cabo la restauración medioambiental de los cauces afectados por el depósito de estériles y las escombreras resultantes de la actividad minera de Antracitas de Gillón.


Ante la falta de actuaciones de la CHC para recuperar la zona, la Asociación de Vecinos y Amigos del Valle de Gillón-Fuentes del Narcea había solicitado la ejecución de la sentencia que, en marzo de 2015, declaraba la obligación de la Confederación a restituir los terrenos por la vía de ejecución subsidiaria. En septiembre de este año, la Audiencia Nacional dictaba un auto ordenando la ejecución de esa sentencia «por parte del presidente de la CHC, con la ayuda, si resulta necesaria, del Ministerio de Agricultura» e instaba a presentar en el plazo de un mes un cronograma de las actuaciones y del tiempo estimado para las obras.


La Confederación Hidrográfica, representada por la Abogacía del Estado, recurrió el auto y alegó que la ejecución de las obras de restitución exigidas supondría un mayor impacto ambiental como consecuencia, entre otras acciones, de la creación de pistas de acceso y la implantación de instalaciones para el desarrollo de las obras, así como la construcción de escombreras, por lo que solicitó al juez que dejase sin efecto «el acto recurrido declarando la inejecución de la sentencia dictada».


Para solicitar la inejecución de la sentencia la CHC se apoyó una vez más en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de restauración, en la que se concluía que el medio ambiente y los recursos naturales de la zona quedarían adecuadamente protegidos si no se realizaba ninguna actuación.

Por su parte, la asociación de vecinos, representada por el abogado Javier Calzadilla, impugnó el recurso de reposición alegando que la obligación de restitución de los terrenos se acordó por resolución ministerial en noviembre de 2001 y que la misma Declaración señala que «lo adecuado para la alternativa de actuación sería la propuesta de restauración global de todas las superficies afectadas».

En el auto ahora conocido, la Audiencia desestima tanto el recurso de reposición como la petición de inejecución de la sentencia, imponiendo las costas procesales a la Administración central.


Dilatar el proceso


Es una buena noticia para los vecinos de Gillón que, no obstante, creen que esto no acabará aquí y que la otra parte dará pasos para seguir dilatando el proceso.


Contra el fallo todavía cabe presentar un recurso de casación y «aunque saben que lo tienen difícil, creemos que volverán a recurrir para seguir haciendo tiempo, aun sabiendo que tienen todas las de perder. Pero como pagamos los ciudadanos...», lamentó Segundo Menéndez, portavoz de la asociación vecinal.


Lo que tienen claro los vecinos es que seguirán su lucha hasta el final, hasta que se lleve a cabo esta actuación y otras obras pendientes en la zona y para las que no dudarán en acudir de nuevo a los tribunales. «Les guste o no les guste, lo van a tener que hacer, tenemos argumentos más que suficientes y nos están dando la razón una y otra vez, así que no vamos a parar hasta conseguirlo», recalcó Menéndez.


Podéis leer el original de la noticia aquí.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square