UA-77459252-1
 

Los bomberos desentierran el hacha de guerra: en juego 12 millones de euros


Fuente: La Nueva España/ Pablo Tuñón


Su embestida legal es potente, dado el volumen de recursos que reclaman tanto para el futuro como los relativos a los últimos cuatro años. Si se sumasen las cuantías a reclamar en el Principado, Oviedo y Gijón, la cifra total supera los 12 millones.


En el ojo del huracán se sitúan las aportaciones a los cuerpos de bomberos que hacen cada año las aseguradoras, a través de su patronal UNESPA, en concepto de la contribución especial por establecimiento, ampliación y mejora de los servicios de extinción de incendio. Unas cantidades que, en el caso del Servicio de Emergencias del Principado, oscilaron en los últimos años entre los 2,1 y los 2,3 millones de euros anuales, y que no tuvieron su correspondiente reflejo en inversiones de mejora o ampliación del cuerpo de bomberos.


Gijón abre la espita. Una sentencia del Tribunal Supremo, que sienta doctrina para futuras resoluciones, dota de fuerza a los movimientos colectivos de los bomberos asturianos. Y esa sentencia se refiere al cuerpo de Gijón. Buena parte de su plantilla –71 bomberos–, con el respaldo de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI), reclamó que el dinero proveniente del impuesto de las aseguradoras se destinase a inversiones de mejora en el cuerpo y no a gastos corrientes o de funcionamiento.


Se basaban, para ello, en la ley de haciendas locales. El contencioso llegó al Alto Tribunal, que fue tajante: “Debido a su naturaleza, finalidad y a la manifestación de capacidad económica gravada, el importe de lo recaudado en concepto de contribuciones especiales, en caso de ampliación de servicios públicos preexistentes, como en este caso el de extinción de incendios, ha de ser destinado necesariamente a los gastos de inversión de tal ampliación (…) sin que quepa su aplicación al funcionamiento ordinario del servicio”.


Los bomberos gijoneses reclamaban inversiones por el valor de las contribuciones pagadas al Ayuntamiento por las aseguradoras en los últimos cuatro años, a contar desde cuando se hizo la reclamación primigenia. Este punto no lo aceptó el Supremo, al entender que las cuantías de esas partidas no estaban debidamente acreditadas.


Sin embargo, sí dejo claro que en los años sucesivos el dinero recibido por el impuesto especial de las aseguradoras debería destinarse a inversiones para mejorar y ampliar el cuerpo de bomberos gijonés. Por eso, al no tener constancia de que haya sido así en este ejercicio, han reclamado ahora judicialmente la ejecución de la sentencia del Supremo.


Asimismo, los bomberos de Gijón –asistidos por el abogado Javier Calzadilla en su exitoso proceso– reclamarán, de nuevo y acreditando las partidas con mayor claridad, las inversiones de los ingresos recibidos a través del UNESPA por el ayuntamiento gijonés en los últimos cuatro años (2017-2021). Esta cuantía asciende, según acreditan, a 3.809.900 euros.


Siga leyendo la noticia en La Nueva España o en el archivo adjunto.

BOMBEROSNOTICIA
.pdf
Download PDF • 8.84MB

Foto: Por la izquierda, Aarón Igelmo, Emilio Martínez y Alberto Martínez, con sus cascos, junto a la estatua en recuerdo de Eloy Palacio, bombero fallecido en acto de servicio en Oviedo. | M. López

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square